Consell Insular d'Eivissa

www.conselldeivissa.es
RSS
 

Gestión de residuos de Eivissa

Volver Imprimir

Diagrama gestión  

Se puede consultar el diagrama de la gestión actual y la gestión futura de los residuos en la isla de Eivissa al final de la página, en 'Imágenes'.


Residuos en masa

Se trata de la fracción de residuos que se genera en las viviendas particulares, comercios, oficinas (residuos municipales y asimilables) y que contiene todos los materiales a desprenderse para los cuales no existe aún un circuito de recogida selectiva particular. En Eivissa los residuos en masa contienen una parte importante de materia orgánica (restos de comida), plásticos, papel y otros materiales de rechazo.

Estos residuos actualmente se transportan al depósito controlado de Ca na Putxa en Eivissa (gestionado por UTE GIREF). Con el funcionamento de la Planta de Transferencia de Formentera se consigue el transporte de estos residuos a Eivissa. Cuando esté en funcionamiento la Planta de Selección y Tratamiento de Materia Orgánica, se llevará a cabo una selección mucho más minuciosa, y se reducirá la cantidad final a verter en el vertedero, ya que se recuperarán materiales reciclables de la basura.


Papel- cartón, vidrio y envases ligeros de recogida selectiva

Son aquellos residuos para los cuales se han establecido unos circuitos de recogida selectiva en la calle, mediante contenedores de diferentes colores:

Contenedor azul: es para el papel-cartón y en él se recogen todos los residuos compuestos por estos materiales (revistas, periódicos, publicidad, cajas y envases de cartón, etc.)
Contenedor verde: es para el vidrio, y se recogen básicamente botellas y envases de vidrio (sin embargo, no son aceptables los residuos como los vasos, espejos, vidrio plano, tubos fluorescentes, etc).
Contenedor amarillo: es para los envases ligeros, que pueden ser envases de plástico, latas, brics, bolsas, tapas, film y aluminio domésticos.
Los residuos recogidos mediante los contenedores de calle se llevan a la Planta de Transferencia Provisional, ubicada al lado de la central térmica de GESA, desde donde se distribuyen a los diferentes recuperadores o gestores de estos materiales.

Es importante recordar, para la adecuada separación de los residuos, que estamos hablando de gestores de envases (ya sea de papel, vidrio, plástico o aluminio), por ello, sólo se debe introducir en los contenedores este tipo de residuo. En el caso del papel no es indispensable (se trata del mismo material aunque no sea un envase), pero en el caso del vidrio y de los envases ligeros el tipo de material puede cambiar mucho y dificultar así su reciclaje.

En el momento en que la Planta de Selección y Tratamiento de la Materia Orgánica esté en funcionamento, los envases se llevarán a esta planta, donde se realizará una selección para separar los diferentes materiales y se distribuirán posteriormente a los recuperadores correspondientes.


Residuos de la construcción y demolición (RCD) e inertes

Se consideran RCD los residuos característicos de las obras de construcción y demolición. Se suelen hallar:

  • Escombros
  • Material de derribo
  • Tierras de excavación
  • Mezclas bituminosas
  • Materiales de aislamiento y otros.

En Eivissa y Formentera, la gestión ambientalmente más correcta de los RCD es la deposición en depósito controlado de residuos inertes. En Eivissa existen dos canteras en restauración con autorización como depósito controlado de residuos inertes. Los RCD sin impropios pueden depositarse directamente pero aquellos que están mezclados con plásticos, chatarra, etc., tienen que pasar por un pretratamiento de selección para separar todos los impropios antes de su deposición. De momento, los RCD mezclados también se aceptan en el vertedero insular de Ca na Putxa ocupando un espacio importante del mismo, de manera que reducen su vida útil.

Una forma de mejorar la gestión de estos residuos es su separación en origen: procurar que en las obras de construcción y demolición, se haga una separación de los diferentes residuos en diferentes contenedores para que no se mezclen con otros materiales que puedan dificultar su aprovechamiento posterior.

 Los residuos inertes, previa autorización, pueden reaprovecharse en muchas ocasiones para las mismas obras como relleno. En muchas plantas de selección de RCD a nivel estatal trabajan para conseguir reciclar estos residuos como material de construcción.


Algas y plantas marinas

Lo que habitualmente llamamos algas en Eivissa, es mayoritariamente una planta marina: la Posidonia oceanica (sus hojas de color oscuro se acumulan en las playas después de los temporales). Debido a la práctica de su retirada de las playas de Ibiza al principio de la temporada de verano, se genera una cantidad importante de un residuo formado, bàsicamente, por una mezcla de restos de posidonia y arena de playa.

Actualmente estos restos se llevan al vertedero de Ca na Putxa, únicamente durante los meses de la temporada de verano, aunque se están estudiando alternativas para separar y aprovechar la materia orgánica presente en este material (con alto contenido en fibra y elevada salinidad), o bien compostarla una vez esté en funcionamiento la Planta de Selección y Tratamiento de la Materia Orgánica.

La Posidonia oceanica es una especie vegetal endémica del Mediterráneo que forma uno de los ecosistemas más importantes y singulares del conjunto submarino de nuestras latitudes. Los ejemplares de esta especie forman agrupaciones denominadas praderas de posidonia, que ocupan grandes extensiones de los fondos con sedimentos más o menos blandos (muchas de las praderas del litoral de la isla de Eivissa están incluidas en el Parque natural de Ses Salines de Eivissa y Formentera). La importancia de las praderas viene determinada porque constituyen un biotopo utilizado como zona de refugio, cría y alimentación de una gran diversidad de especies marinas, como en un bosque tropical, hay multitud de animales que viven entre las matas de posidonia. Además, esta especie es el principal productor de oxígeno de nuestro mar. Esta función como biotopo nos ha valido la catalogación de Patrimonio Natural por la UNESCO.

Sus restos, que se depositan en la arena de las playas por acción del oleaje, protegen asimismo las playas contra la pérdida de arena. Es por todo esto que la posidonia no puede considerarse un residuo, y por ello, y con la finalidad de mejorar y unificar criterios en la gestión de los restos de posidonia por parte de los ayuntamientos, el Consell Insular d'Eivissa encargó un estudio sobre la gestión de los restos de posidonia en el litoral de la isla de Eivissa en el año 2010. Este estudio se puede consultar en 'Gestión de restos de posidonia'.


Restos de jardinería y poda

Estos residuos provienen de las actividades de mantenimiento de los jardines y zonas verdes municipales, así como de la limpieza de bosques y fincas privadas. Es un residuo básicamente orgánico, con un alto contenido en fibra, por lo que resulta ideal como material estructurante en instalaciones de compostaje.

Actualmente estos residuos se llevan al vertedero, a la espera de que se desarrollen las instalaciones para el tratamiento de la materia orgánica previstas. Hay que decir que algunas empresas privadas que se dedican a reciclar este material, elaborando compost, haciendo briquetas para utilizar como combustible o bien "pellets".


Residuos voluminosos

Se consideran residuos voluminosos los residuos asimilables a municipales que, a causa de sus características (dimensiones, peso, propiedades, etc.), no pueden ser evacuados por medios convencionales de recogida (dimensiones, peso, propiedades,...), por ejemplo:

  • Colchones
  • Mobiliario
  • Palets, etc.

Actualmente los residuos voluminosos se gestionan por dos vías:

Recuperación: el Consell Insular d'Eivissa está colaborando con la Fundación Deixalles en el desarrollo, en la isla de Eivissa, del proyecto "Inserción y Reciclaje", que tiene por objectivo la recuperación y reintroducción en el mercado de residuos voluminosos en buen estado, mediante la recogida domiciliaria (puerta a puerta). Se trata de un proyecto de economía social, y está en funcionamiento desde principios del año 2005.
Tratamiento: de forma provisional, los residuos voluminosos que no son recuperados por la Fundación Deixalles se tratan en las instalaciones de Ca na Putxa, gestionadas por la empresa UTE GIREF, donde se procede a la selección de los productos valorizables, y disposición del rechazo triturado en el depósito controlado.


Electrodomésticos y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE)

Actualmente, estos residuos son recogidos por los ayuntamientos en la recogida municipal de voluminosos y enviados a un centro logístico para su descontaminación y reciclaje. La Fundación Deixalles también colabora en su recuperación, como en el caso de los voluminosos, mediante recogida domiciliaria a petición del interesado. Con la entrada en funcionamiento de los Puntos Limpios ("Deixalleries"), los usuarios pueden llevar directamente los RAEE a las instalaciones de su minicipio.

También, si quieres deshacerte de un RAEE puedes llamar al servicio de recogida municipal de tu ayuntamiento y preguntar qué día pueden pasar a recogerlo:

  • Ayuntamiento de Eivissa: 971 19 11 75 (CESPA)
  • Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany: 971 34 43 63 (FCC), o en cualquiera de las dos deixallerias del municipio.
  • Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu: 971 31 84 85 (HERBUSA), o en el Punto Verde del municipio.
  • Ayuntamiento de Sant Josep de sa Talaia: 971 31 84 85 (HERBUSA), o en cualquiera de las dos deixallerias del municipio.
  • Ayuntamiento de Sant Joan de Labritja: 971 31 84 85 (HERBUSA).

Otra opción es llevarlo directamente al centro de reciclaje Ca na Negreta, ctra. Santa Eulària km 6.1, teléfono 971 31 13 13.

Más información en ECOLEC.


Residuos peligrosos

Son aquellos residuos que contienen alguna sustancia o elemento que requiera un tratamiento específico de descontaminación para reducir su peligrosidad. Entre los residuos peligrosos que se pueden generar en el ámbito doméstico destacan:

  • Aceites
  • Pinturas y barnices
  • Productos de limpieza
  • Pilas y baterías usadas, etc. 

La gestión de estos residuos se realiza a través de gestores de residuos autoritzados por la Conselleria de Medi Ambient del Govern Balear.

Para obtener más información sobre la gestión de esta fracción de residuos y sobre el listado de gestores autorizados, se puede consultar el Punto de Información Ambiental del Govern Balear, en el teléfono gratuito 900 15 16 17, o bien en su página web PIA. Con la entrada en funcionamento de la red de Puntos Limpios, los ciudadanos pueden llevar estos residuos gratuitamente, así como los demás residuos domésticos.

Amianto: está presente en el fibrocemento de tuberías, depósitos de agua, jardineras, placas de un gallinero, cobertizo, etc. Este residuo no se admite en los Puntos Limpios, por lo que se deberá contactar con un gestor autorizado para su retirada. Se deben seguir una serie de recomendaciones a la hora de retirarlo (la Dirección General de Trabajo y Salud Laboral del Govern Balear dispone de guías):

    • Consultar a algún experto sobre el material sospechoso de contener amianto.
    • No retirar nunca el material friable, buscar una empresa especializada.
    • No trocear nunca los elementos a eliminar y procurar extraerlos de forma que no haya roturas.
    • No utilizar jamás sierras radiales, es preferible el uso de herramientas manuales.
    • No quemar los productos que contengan amianto, ya que es incombustible y liberará las fibras al ambiente.
    • Si la extracción tiene lugar en el interior de una vivienda deberá desconectar el aire acondicionado y evitar corrientes de aire; así como embolsar cuidadosamente las piezas, sobre todo si hay roturas del material. Posteriormente limpiar la zona con medios húmedos y depositar las bayetas en bolsas para ser tratadas como residuos. La aspiración puede ser peligrosa ya que podría remover las fibras acumuladas en suelos y paredes.
    • Llamar al gestor de residuos para que retire las piezas extraídas y posibles materiales contaminados.


Vehículos al final de la vida útil (VFU)

Son aquellos vehículos de motor de los que su propietario quiere desprenderse. Dada la complejidad de los elementos que conforman un VFU, y la peligrosidad de algunos de sus componentes (combustible, refrigerantes, líquido de frenos, etc.), deben ser gestionados correctamente. Por este motivo, para dar de baja un VFU hay que llevarlo a un Centro autoritzado para su recepción y descontaminación (Centro CAT).

La gestión de estos residuos se realiza a través de gestores de residuos autorizados por la Conselleria de Medi Ambient del Govern Balear.

Para obtener más información sobre la gestión de esta fracción de residuos, se puede consultar el Punto de Información Ambiental del Govern Balear, en el teléfono gratuito 900 15 16 17, o bien en su página web PIA.


 


Contenidos relacionados

© Consell d'Eivissa
av. d'Espanya 49 . 07800 Eivissa - Illes Balears (España) · Teléfono: 971 19 59 00 · oac@conselldeivissa.es