Consell Insular d'Eivissa

www.conselldeivissa.es
RSS
 

Navegación y fondeo responsables

Volver Imprimir

Posidonia oceanica

English version at the bottom

Se ampliará en las próximas semanas

¿Qué es la posidonia?

La Posidonia oceanica es una planta marina endémica del mar Mediterráneo. No se trata, pues, de una alga, sinó de una planta provista de flores y hojas, similar a las que podemos encontrar en superficie. La posidonia forma praderas que pueden ser muy densas y extensas, en aguas transparentes puede habitar hasta más 40 m de profundidad o más (se han encontrado hasta 100 m de profundidad). Estas praderas, cuando son estables, pueden formar arrecifes que van creciendo muy lentamente por la acumulación de restos de la propia planta y de otros sedimentos.

Esta planta puede reproducirse asexualmente, de manera que algunos clones llegan a ocupar grandes extensiones durante miles de años. Concretamente, en las costas de Ibiza y Formentera se han identificado ejemplares vivos de más de 100.000 años de edad, lo que les sitúa entre los organismos más longevos del planeta.

¿Por qué hay que conservarla?

La posidonia proporciona un ambiente muy valioso que permite alojar gran diversidad de especies formando ecosistemas muy ricos y complejos considerados claves en el entorno mediterráneo. Los pies y arrecifes de posidonia proporcionan soporte físico a la actividad marina, y su producción primaria es aprovechada por el resto de organismos integrados en la cadena alimenticia (crustáceos, peces, etc.).

Además, las praderas de posidonia contribuyen a la protección, acumulación y producción de arena, tanto en los fondos marinos como en las playas. Durante el otoño, por ejemplo, los arrecifes ofrecen una protección muy efectiva de la línea de costa ante los procesos erosivos provocados por las tormentas estacionales. Una vez en la playa, los restos de posidonia también contribuyen a la conservación de la arena y a su generación, razón por la cual actualmente se opta por dejarla en superficie durante una buena parte del año. La densa cobertura de hoja de las praderas bien formadas, además, actua de barrera a las partículas en suspensión, origen de la transparencia de las aguas de Eivissa y Formentera.

Finalmente, las elevadas producciones de materia orgánica de la posidonia y de su hábitat, combinadas con la lentitud con que se descomponen sus restos, convierten las praderas en trampas de CO2 muy eficientes. De esta manera, contribuyen positivamente en la prevención del cambio climático.

Por todas estas razones,  las praderas están declaradas hábitat prioritario en la directiva europea Hábitat y se pueden encontrar en un número importante de espacios marinos pertenecientes a la Red Natura 2000.

La singularidad de las praderas de posidonia ha merecido también su protección patrimonial como integrante del conjunto de bienes declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (http://whc.unesco.org/es/list/417/). Hay que destacar, además, los numerosos usos tradicionales de la planta en Eivissa y Formentera: aplicaciones medicinales, uso agrícola, como embalaje, e incluso como material de construcción en techos.

Impacto de la navegación

  • Fondeos: Las anclas de los barcos, en especial los de mayor tamaño, pueden dañar gravemente los fondos y praderas. El efecto mecánico del ancla sobre el fondo puede desintegrar en poco tiempo praderas maduras y arrecifes muy estables que han tardado miles de años en formarse. Una vez desparecida la pradera, su recuperación es incierta y, en el mejor de los casos, muy lenta.
  • Vertidos: Los vertidos, aunque sean de materia orgánica (restos de alimentos, pescado etc.), modifican las condiciones físicas y químicas del entorno, alterando el equilibrio ecológico del hábitat: para la producción fotosintética, la posidonia necessita aguas transparentes; en estas condiciones de transparencia, que la propia presencia de la pradera favorece (ver más arriba), la planta puede prosperar en zonas pobres en nutrientes donde otros organismos marinos ven muy limitado su crecimiento. El aumento de materia orgánica y nutrientes, además de enturbiar el agua, hace posible la proliferación de estos organismos competidores (plancton, algas, etc.) cosa que limita el acceso a la luz a los estratos inferiores ocupados por la posidonia. Esta alteración retroalimentada del equilibro del hábitat puede impulsar el declive de la comunidad entera y facilitar la colonización de especies invasoras https://ojoinvasoras.info/

Consejos para la navegación responsable

  • Fondeos: Se puede fondear con seguridad dentro de las zonas de campos de boyas delimitadas para este uso en el área del Parque Natural de ses Salines y en la Bahía de Sant Antoni. Para reservar amarres en estas zonas, se puede contactar con el teléfono 971340645 (Club Nàutic de Sant Antoni) y a través de la web www.balearslifeposidonia.eu (Zona del P. N. de ses Salines). También se puede fondear sobre bancos de arena, muchos de los cuales son visibles desde la superfície.Sin embargo esta última opción no es posible dentro de los campos de boyas, donde el fondeo debe efectuarse siempre a través de alguna de las boyas reservadas.
  • Vertidos: Las aguas de sentina se pueden verter en las instalaciones preparadas del puerto de los puertos de Eivissa, de Sant Antoni, de la Savina de Formentera  y en otras marinas privadas. Para más información sobre puertos, marinas y los servicios que prestan, se puede consultar la siguiente web: www.ibiza.travel/es/nautica.php El resto de residuos se pueden almacenar en la propia embarcación para depositarlos en los contenedores municipales que corresponda.

English version


What is Posidonia?

Posidonia oceanica (seagrass) is an endemic marine plant of the Mediterranean Sea. Contrary to common believe, it is not an algae but a complex plant with leaves and flowers, similar to terrestrial plants. It grows down to a depth of 40m or even deeper (it has been found on 100m deep seabeds), forming meadows that can become very dense and extensive. These meadows, when stable, can start forming reefs that grow at a extremely slow rate through the deposition of the plant's own remains and other sediments.

This plant can reproduce asexually, and some clones come to occupy large areas for thousands of years. On the shores of Ibiza and Formentera, living specimens over 100,000 years old have been identified, which would place them among the oldest living beings on Earth (TIME article)

Why must it be preserved?

The seagrass provides a very valuable habitat for its environment, allowing a large diversity of species that build complex and rich ecosystems. The meadows and reefs are perfect platforms for marine activity, and the plant's large primary production supports the rest of the food chain.

It helps accumulate, retain and produce sand on the seabed and beaches. On autumn, for instance, the reefs help protect the shoreline from seasonal storms. Once on the beach, the Posidonia remains also protects the sand; that is the reason why local authorities have lately decided to keep those remains there during a large fraction of the year.  Also, the meadow's dense foliage acts as a barrier against suspended particles, which is the origin of Ibiza and Formentera's celebrated water transparency.

Due to the high production of the plant and its habitat, and the slow decay rate of its remains, the meadows and reefs capture large quantities of CO2, making a significant contribution to the fight against global warming.

For all these reasons, Posidonia meadows is considered a key habitat in the mediteranean area and, as such, has been included as a Prioritary Habitat in the European Habitat Directive. The meadows can be found in many of the mediterranean marine areas of the Natura 2000 network.

Its historical uniqueness makes it worthy of heritage protection as well, and UNESCO included it in its World Heritage catalog (http://whc.unesco.org/en/list/417/). Also, the plant has been profusely used in Ibiza and Formentera for centuries, with medicinal applications, as packaging for fragile goods, in agriculture and even as a constructive element in ceilings.

Impacts of navigation

  • Impact of anchoring: Ships's anchors, particularly larger ones, can damage the seabed and seagrass meadows very seriously. The anchor trailing can destroy in minutes rich meadows and very stable reefs that have been forming for millenia. Once the meadow is gone, the recovery, if possible, will be very slow.
  • Impact of discharge: Discharges, even of organic matter and food waste, alter the chemical and physical conditions of the environment ultimately impacting its ecological balance: Posidonia needs transparent waters to secure sufficient photosynthesis rates. In these conditions, it thrives in nutrient poor waters where other marine species can't develop easily.  Also, as seen above, a mature meadow contributes to keeping the water transparency it needs. If the amount of organic matter in water increases, those species (plancton, algae, etc.) can compete more efficiently and proliferate, also blocking the light that reaches the posidonia beds... This alteration and its feedback can wipe out the whole community, which also favours the settling of invasive species.

Responsible navigation tips

  • Where to anchor: In the areas demarcated for this (buoy fields) in «Ses Salines Natural Park» (booking at www.balearslifeposidonia.eu) and in the Sant Antoni bay (971340645). Anchoring is also safe over sand banks visible from the surface. Inside the buoy fields free anchoring is not allowed: a buoy must be booked.
  • Where to dispose of waste: At the facilities prepared for this in the public ports of Ibiza, Formentera, Sant Antoni and the rest of private marinas in Ibiza and Formentera. The services provided by these ports and their contact information can be found at www.ibiza.travel/en/nautica.php. Conventional waste can be stored in the ship and disposed later in land.

 

© Consell d'Eivissa
av. d'Espanya 49 . 07800 Eivissa - Illes Balears (España) · Teléfono: 971 19 59 00 · oac@conselldeivissa.es